Orígenes de la tampografía

En un taller de tampografía Madrid cualquier cliente puede conseguir que prácticamente cualquier objeto sea tampografiado. Para aquellas personas que no saben lo que es la tampografía, podemos decir que se trata de una técnica de estampación, ideal para usar en regalos publicitarios. ¿Sabes cuáles son sus orígenes?

¿Cuáles son los orígenes de la tampografía?

Desde hace muchos años, los relojes más famosos del mundo se decoran a mano gracias a un proceso artesanal, lo que hace que su precio sea tan caro. Hoy en día, aunque aún se siguen haciendo de esta forma, se han creado nuevos procesos de precisión que han abaratado los costes sin necesidad de sacrificar la calidad del producto y además el resultado final es muy parecido al que se hace a mano.

En el año 1969, Pierre Schmind inventó una máquina con la que se podían cumplir todos los requisitos, algo muy sencillo, tanto como un tampón flexible fabricado con gelatina. Con ello se podían impresionar diferentes objetos volumétricos, inventando un sistema que hoy en día podemos considerarlo como la semilla de los sistemas de tampografía más modernos.

A finales de la década de los años 60 del pasado siglo XX, así como a principios de los 70, se consiguieron diferentes avances, como por ejemplo la inclusión de almohadillas de silicona, lo que permitió agilizar el proceso. Desde entonces, muchos fabricantes de esta clase de máquinas han ido mejorando las máquinas y las técnicas de tampografiado, haciendo que hoy en día se consigan resultados de máxima calidad.